Con el verano dando sus últimos coletazos y los botes de after sun a punto de terminarse, ha llegado la hora de asumir que el lunes ’empieza al cole’.

El verano es sinónimo de relax en todos los sentidos, también en nuestras rutinas de belleza. Exceptuando la protección solar que, os recordamos, ES OBLIGATORIA TODO EL AÑO, hay productos que, con la llegada del calor, dejamos olvidados en nuestro tocador o usamos menos de lo que acostumbramos durante el resto del tiempo. Desde ALITHALI hemos querido recopilar los dos puntos fundamentales que necesitas volver a introducir en tu día a día para conseguir que el tránsito al otoño sea lo más llevadero posible también para tu piel.

Limpieza

Tras unos meses usando más crema protectora de la que acostumbramos el resto de los meses debido al tiempo que pasamos bajo el sol, descuidando los ‘peelings’ semanales e, incluso, despistándonos en eso de desmaquillar y limpiar la cara a dormir confiando plenamente en las propiedades milagrosas del agua del mar… toca una limpieza profunda.

Para este primer choque lo ideal es apostar por un exfoliante lo suficientemente potente como para arrastrar todas las células muertas y la suciedad que llevamos semanas sin retirar de nuestro rostro. De entre nuestros tres ‘peeling’, sin duda el Diamond Peel es el más indicado a la hora de someter a la piel a una limpieza digna de salón de belleza desde nuestro propio tocador.

Hidratación

La exposición al sol sin una protección adecuada es el principal enemigo de la salud de nuestra piel. Manchas, arrugas y deshidratación son solo algunos de los problemas que suelen surgir tras unas vacaciones al sol. En el caso de los dos primeros -por suerte para todas- el efecto no es inmediato sino que son imperfecciones que surgen con el paso del tiempo tras hacer caso omiso a las recomendaciones de evitar el sol directo sobre el rostro. En cambio la deshidratación es algo que se acusa prácticamente de manera inmediata y que -también por suerte- tiene una fácil solución.

Tras haber limpiado la piel en profundidad, la cara queda como un papel en blanco sobre el que empezar a aplicar todos los tratamientos que, gracias a la permeabilidad de la dermis limpia, penetrarán y harán efecto rápidamente.  Nuestra Crema Hidratante Básica es una opción ideal para empezar a hidratar nuestro rostro, seamos de piel seca, grasa o mixta. Con factor 10 de protección solar y la jalea real como ingrediente principal, consigue el ‘chute’ de luz y energía que tu piel necesita para plantarle cara al otoño.

Con la piel de la cara limpia e hidratada ya tenemos la base perfecta para empezar a mejorar todas esas imperfecciones que nos molestan. Marcas de expresión, eccemas, acné o manchitas… todo tiene solución con nuestros productos y un poco de paciencia y, semana a semana, iremos desvelando los mejores trucos para eliminar cada uno de esos complejos que, aunque no os lo creáis, ¡solo vemos nosotras!

 

Nos leemos pronto y anímate a preguntarnos cualquier duda que tengas.