Hace ya unas semanas que el sol calienta cada vez más, que los días son más largos y que el buen tiempo empuja a disfrutar de la calle y las terrazas de nuestra ciudad.

En Alithali queremos enseñarte a aprovechar este buen tiempo para ir preparando nuestra piel de cara a las vacaciones de verano en las que, seguro, buscaremos algún momento para relajarnos bajo el sol y conseguir ese tono dorado que tanto nos favorece a todos.

Hace ya muchos años que todos conocemos los efectos dañinos de los rayos del sol tomados sin precaución pero, además de exponerse a ellos de manera correcta, es muy importante haber preparado la piel correctamente antes de hacerlo. A continuación te damos las claves para llegar al verano con una piel de película

  1. Alimentación

Somos un 80% lo que comemos y sólo un 20% lo que ejercitamos por lo que es muy importante nutrir a nuestro cuerpo correctamente no sólo de cara al verano sino durante todo el año. En estos meses, es recomendable aumentar el consumo de aquellas ricas en licopeno, betacaroteno y Vitamina C como son el tomate, la sandía, la zanahoria, la calabaza, la naranja y el limón, por ejemplo.

  1. Hidratación

Además de la hidratación que conseguimos bebiendo agua cada día, es muy importante hidratar a conciencia nuestra piel. Una piel hidratada es una piel sana y eso se nota.

  1. Exfolia tu piel

Cuando exfoliamos nuestro cuerpo eliminamos todas las impurezas y células muertas que se habían depositado sobre nuestra piel, que vuelve a respirar de nuevo. Tras una exfoliación en profundidad es importante una buena hidratación de la zona que hayamos exfoliado pues, aunque lo hagamos con productos específicos, no deja de ser una `agresión´ a nuestra piel que se verá calmada con una buena hidratante.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  1. Utiliza buenos productos para preparar tu piel

A veces pecamos de inocentes restándole importancia a la salud de nuestra piel sin pararnos a pensar que es el órgano más grande y más expuesto que tenemos. No podemos olvidarlo y debemos dedicarle los productos de mayor calidad que podamos ya que, como hemos escuchado ya mil veces, la piel tiene memoria.

  1. Protégete en la ciudad

En la ciudad da el sol. Es algo que tendemos a olvidar, dejando la protección solar sólo para los días de playa y cometiendo así un gran error. Además de los rayos UVA, en un entorno urbano nuestra piel se ve expuesta a altísimos grados de contaminación por lo que es imprescindible el uso de un limpiador y un tónico en nuestra rutina de belleza diaria.

 

  1. Utiliza el maquillaje adecuado

Dejando de lado el, por suerte ya desterrado, efecto máscara de algunas bases de maquillaje, es muy importante elegir un buen producto. El maquillaje lo llevamos directamente sobre la piel por lo que es muy importante que permita que esta transpire con normalidad.

  1. ¡Siempre protección!

Sea la estación del año que sea ¡siempre debemos usar protección! Nunca nos va a hacer mal tener la piel protegida de los rayos de sol sino todo lo contrario. Cada vez son más los productos que llevan incluidos un factor de protección UVA pero, de no ser así, es muy importante que tú te encargues de añadir un protector a tu neceser de belleza.